lunes, 5 de junio de 2017

Reseña: El risueñor











Título: El risueñor
Autor: Kristin Hannah
Páginas: 576
Editorial: Suma






Francia, 1939. En el tranquilo pueblo de Carriveau, Vianne Mauriac se despide de su marido, Antoine, que debe marchar al frente. Ella no cree que los nazis vayan a invadir Francia, pero lo hacen, con batallones de soldados marchando por las calles, con caravanas de camiones y tanques, con aviones que llenan los cielos y lanzan bombas sobre los inocentes. Cuando un capitán alemán requisa la casa de Vianne, ella y su hija deben convivir con el enemigo o arriesgarse a perderlo todo. Sin comida ni dinero ni esperanza, Vianne se ve obligada a tomar decisiones cada vez más difíciles para sobrevivir.

La hermana de Vianne, Isabelle, es una joven rebelde de dieciocho años que busca un propósito para su vida con toda la temeraria pasión de la juventud. Mientras miles de parisinos escapan de la ciudad ante la inminente llegada de los alemanes, Isabelle se encuentra con Gaëton, un partisano que cree que los franceses pueden luchar contra los nazis desde dentro de Francia. Isabelle se enamora completamente pero, tras sentirse traicionada, decide unirse a la Resistencia. Sin detenerse nunca para mirar atrás, Isabelle arriesgará su vida una y otra vez para salvar a otros.


Cuando oí hablar de este libro no dudé ni un segundo que tenía que leerlo porque las posibilidades de que me gustaran eran muy altas, y efectivamente así ha sido. La novela comienza en la costa de Oregón a finales del Siglo XX donde una mujer nos introduce en la historia principal en modo de recuerdo.

La trama gira entorno a dos hermanas francesas, Vianne e Isabelle, durante la Segunda Guerra Mundial. Vianne, es la hermana mayor, se casó muy joven y lo único que quiere es que su marido regrese a salvo de la guerra y que su hija tenga la mejor vida posible. Isabelle, es la pequeña y a diferencia de su hermana es más rebelde, y lo que quiere es poder ir a la guerra y convertirse en una heroína, aunque por su ser mujer muchos la subestiman. 

Una cosa que me ha gustado mucho de la autora son las descripciones que utiliza, pues gracias a ellas me ha sido más fácil meterme en la novela, e incluso en ocasiones me he puesto en la piel de los personajes y he sufrido lo mismo que ellos y eso es algo muy positivo en las novelas. 

En conclusión, El ruiseñor se trata de un libro muy ameno y fácil de leer a pesar de tener unas 600 páginas y que te mantendrá enganchado a él en todo momento. Por lo que lo recomiendo totalmente sobre todo si te gustan tanto como a mi todas las novelas que están basadas en la Segunda Guerra Mundial, pues muestra otra cara diferente de lo que es la guerra. Y mi puntuación es de 4,5 sobre 5.




0 comentarios:

Publicar un comentario