sábado, 17 de diciembre de 2016

Reflexión: móviles

Holaa lectores de la noche. Hoy la entrada va a ser algo diferente y es que el jueves cuando llegué a casa de la universidad me tiré en la cama y me puse un vídeo en youtube que me hizo reflexionar sobre los móviles y me di cuenta, que aunque me lo dice mucho mi padre, yo tengo bastante adición al móvil. Por lo que decidí probarme a mi misma e intentar estar 24 horas sin móvil y la verdad es que en esas 24 horas sin móvil casi no he echado el móvil en falta y me ha servido para darme cuenta la cantidad de tiempo que perdemos (o por lo menos yo) con el móvil.

Y es que durante estas 24 horas he conseguido ser mucho más productiva de lo que suelo ser yo, generalmente cuando me despierto me suelo quedar casi 1 hora en la cama mirando redes sociales, hablando con gente por whatsapp, etc. y hoy ha sido despertarme mi madre y a los 5 minutos me he levantado porque sentía que estaba perdiendo el tiempo, así que hay ha sido el primer momento en el que me di cuenta de la cantidad de tiempo que pierdo con el móvil. 


Luego ha venido el momento de ducharme, vestirme y recoger un poco la habitación, cosa que suelo tardar cerca de 1 hora o algo así, porque suelo estar otra vez que si en redes sociales, whatsapp y además escuchando música que me distraigo un montón más porque me pongo a bailar y hacer el tonto, pero hoy tan sólo he tardado unos 15 minutos más o menos, así que aquí ha venido la segunda vez que me he dado cuenta que el móvil es un poco un estorbo y que posiblemente si no le hiciera tanto caso como le suelo hacer haría todo en la mitad de tiempo y tendría mucho más tiempo para hacer otras cosas que me gustan más como leer o escribir.

Después he tenido que salir a la calle y lo primero que se me vino a la cabeza fue que iba a hacer yo por la calle sola y sin música, porque yo siempre he sido de estas personas que sino llevan música por la calle se aburre, o bueno eso pensaba yo, porque para mi sorpresa no me he aburrido, fui fijándome en todo lo que pasaba a mi alrededor que era algo que hace mucho que no hacía, pues si voy sola por la calle suelo estar mirando cualquier cosa en el móvil y me he dado cuenta que no soy la única, que mucha gente (la mayoría casi de mi edad) van por la calle y no van atentos a lo que pasa, sino que llevan sus miradas perdidas en las pantallas de sus móviles y la verdad es que me he dado cuenta que es un poco triste eso de ir más atentos a lo que pasa tras las pantallas del móvil que lo que pasa a nuestro alrededor. Y durante esas horas la verdad es que no eché en falta el móvil, quizás si que un poco eso de no estar con la música todo el rato, pero lo que son las redes sociales y tal no lo eché para nada en falta. 

Cuando volví a casa también fue bastante productivo, pues estuve estudiando y organizándome un poco todo en general, que si cosas del blog, de la universidad, etc. Y el único momento en el que sí que eche en falta el móvil posiblemente fue después de hacer todo esto y es que me tocó comer sola en casa y al prepararme la comida me entraron ganas de hablar con alguien para no sentir que estaba sola (lo sé suena muy triste) pero bueno no lo hice ya que me había propuesto no coger en ningún momento el móvil. 

Después de todas estas horas sin móvil pude sacar una conclusión sobre esto y es que aunque es cierto que el móvil e Internet son un gran avance que nos hacen que podamos estar conectados con todo el mundo en cualquier momento y en cualquier lugar (cosa que veo positivo, no todo es malo), también es un estorbo pues actualmente abusamos demasiado de ello, hasta el punto de que prácticamente no podemos vivir sin ellos y es que seguramente muchos de vosotros alguna vez habréis salido a la calle sin el móvil y os habréis vuelto a casa para cogerlo (yo admito que lo he hecho y aún llegando tarde a los sitios) y la verdad es que me he dado cuenta de que es un poco triste pues cada vez dependemos más de la tecnología y no digo que la tecnología sea mala, pero si que abusar de ella es malo, pero eso como todo en la vida, cuando abusas demasiado de algo se acaba volviendo en algo perjudicial para ti.

Bueno y esto ha sido todo por hoy, espero que os haya gustado esta reflexión y si os gusta decírmelo en los comentarios en los comentarios e intentaré hace de vez en cuando alguna reflexión sobre algún tema que me apetezca. Y bueno también me gustaría saber vuestra opinión sobre el tema de los móviles, si creéis como yo que pasamos demasiado tiempo con ellos o si por el contrario creéis que no tenemos tanta dependencia de ellos. 
Un beso y espero que paséis un buen fin de semana!!!

1 comentario:

  1. Tienes muchísima razón en que el celular es un gran avance en la tecnología y la comunicación pero también es muy adictivo, por mi parte yo no uso tanto las redes sociales, osea, si tengo pero no me gustan mucho, así que yo no "pierdo" mi tiempo en ellas x)
    Saludos!

    ResponderEliminar